AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

Cerrar podrá mis ojos la poestrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;
·
mas no, de esotra parte en la ribera,
dejará la memoria en donde ardía:
nadar sabe mi llama la agua fría
y perder el respeto a ley severa.
·
Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido,
·
su cuerpo dejarán, no su cuidado,
serán ceniza, más tendrá sentido,
polvo serán, más polvo enamorado.

Comentario de Amor constante más allá de la muerte

El tema principal que nos presenta Quevedo en Amor constante más allá de la muerte es precisamente el título que recibe esta obra. A pesar de cualquier imprevisto, aunque este sea la muerte, el amor del amado por su amada continuará encendido. El alma del amado, aunque esté separada de su cuerpo, continuará profesando devoción a su amada aun siendo “polvo” porque será “polvo enamorado”.

→ Los versos de Francisco de Quevedo nos recuerdan aquellas rimas más posteriores de Gustavo Adolfo Bécquer en la Rima XCI en el que se hace referencia a la inmortalidad del amor.

Análisis de Amor constante más allá de la muerte

El poema es una declaración de amor en toda regla en el que anuncia a su amada que, aunque muera, él continuará amándola. En la primera estrofa, iniciada con un gran hipérbaton, el autor nos sitúa frente a un caso hipotético en el que hace referencia a un momento futuro. En este instante, sitúa al lector y al amante en el momento preciso de la muerte y describe brevemente la separación del alma y el cuerpo simbolizando así la muerte. El “blanco día” al que hace referencia Quevedo es una metáfora de la muerte así como también la “sombra” que es la personificación de la misma. Al mismo tiempo, el blanco y la sombra son antítesis que crean una potente imagen de la situación que nos describe el poeta. 

La estrofa tiene su continuidad en la segunda estrofa en la que no hay punto que divida el contenido, sino un encabalgamiento. Es muy significativo en tanto que el alma separada llega en la segunda estrofa al lugar de reposo de la antigua Grecia: La laguna estigia. No hay que darle más importancia que la que pretende simbolizar; el alma llega a buen puerto que es “la ribera” donde espera al barquero Caronte. Toda esta información la ofrece en un inciso (y está entre comas) pero el mensaje es el siguiente: “Aunque muera mi alma llevará consigo el amor” y explica el porqué. Es interesante notar que la palabra “muerte” no aparece en todo el poema aunque las referencias son constantes. La antítesis del fuego y el agua fría que simbolizan el amor y el fuego respectivamente nos pone frente a esta intensa imagen que supera la otra percepción de la muerte. Luz y oscuridad están también contrapuestas con la llama y el “inframundo”. 

La razón por la que, aunque muera, la llama del amor superará la distancia de la muerte es que el amor puede superar cualquier ley por severa que sea. Así lo explica en los dos últimos versos de la segunda estrofa:

nadar sabe mi llama la agua fría
y perder el respeto a ley severa.

La tercera y la cuarta estrofa del soneto son quizás los más significativos del poema. Se inicia con una contraposición de alma y cuerpo haciendo referencia al amor personificado en el dios del Amor de la antigua Grecia. El poeta conceptista crea imágenes mentales que simbolicen mediante metáforas unas ideas que quiere transmitirnos. Es muy interesante la relación que existe entre la tercera y la cuarta estrofa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,          su cuerpo dejarán, no su cuidado,       (A)
venas que humor tanto fuego han dado,               serán ceniza, más tendrá sentido,       (B)
medulas que han gloriosamente ardido,               polvo serán, más polvo enamorado.   (C)

El primer verso, el segundo y el tercero de la tercera estrofa guardan una estrecha relación con sus semejantes de la cuarta estrofa. Así, podemos leer en la serie A que el alma abandonará el cuerpo, pero no el cuidado del mismo. Hace una referencia tanto al dios Amor como a su amada, a quien anuncia que no abandonará.

En la serie B explica que el amor que tanto ha profesado por su amada simbolizado con la imagen de las venas se convertirán en “cenizas” aunque habrán tenido un sentido. La serie B y la serie C están estrechamente ligadas en tanto que, haciendo referencia a la misma imagen, concluye diciendo que aunque sean “cenizas” o “polvo”, será “polvo enamorado”.

Lectura de Quevedo de José Luis Gómez

El 20 de diciembre del 2011 con razón de la presentación de la nueva gramática de la lengua española, el académico y actor José Luis Gómez realizó la lectura de amor constante más allá de la muerte en la sede de la RAE.

 

Xavier Roca

Director y fundador de la plataforma cultural EsPoesía. Profesor, infatigable estudiante y apasionado por la cultura. Investigador (R1) en el programa Ramón y Cajal (2016-18). Graduado en humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Cerrar menú
Right Menu Icon