La lectura de un poema puede ser una tarea ardua si no se está acostumbrado ya que por el camino podemos encontrarnos con muchas variables que nos dificulten la lectura. Palabras arcaizantes, palabras desconocidas, versos complejos o signos de puntuación colaboran en hacernos imposible en algunas ocasiones la lectura de un poema. ¡No te preocupes! Aquí te explicamos cinco claves para recitar poesía.

CÓMO RECITAR UN POEMA

Antes de nada vamos a puntualizar que para leer una poesía es importante tener en cuenta al receptor a quién nos dirigimos. Si nos interesa leer poemas para niños pequeños, tenemos que tener en cuenta el registro que usaremos y a ser posible encontrar poemas cortos para niños que puedan entender y tengan una sonoridad que les cautive. A veces los trabalenguas o los refranes son el mejor modo de enseñarles poesía y son de gran utilidad para enseñarles léxico y, por qué no decirlo, a pronunciar las palabras. A veces es preferible enseñarles 3 poemas cortos que un poema de larga extensión, los entenderán mejor.

Si el registro es una persona adulta, el amor de tu vida o un auditorio la cosa cambia. Debemos encontrar un lenguaje elegante (no necesariamente complicado) y prestar atención a la pronunciación de cada palabra. No debemos leer rápido, pero tampoco muy lento para que no se despiste la audiencia. El truco está en leer un poema con un ritmo justo. Entonces…¿Cómo tenemos que leer un poema? Aquí tienes cinco claves para leer poesía.

  • Tipos de poemas y poesías

El título de este apartado es bastante revelador: Hay cientos, miles de poemas que podrás leer en español pero no todos tienen el mismo nivel de dificultad. El mejor consejo que podrán darte es que procures ensayarlo una y otra vez en casa y te escuches a ti mismo. Debes entender el poema y todos su versos fijándote en cada estrofa, cada signo de puntuación y cada recurso literario para dar la entonación justa que está pensada para el poema. ¡A veces más es más importante la declamación de un poema!pluma, leer poesía, icono, imagen

Tenemos en mente que al final de cada verso (linea) hay que hacer una pausa y no siempre es así. El encabalgamiento es uno de los recursos literarios más usados en la poesía española y deberás saber localizarlos. 

  • Conocer el poema

La historia de la poesía española es muy extensa y hay toda clase de poemas. Desde el siglo de Oro hasta la poesía contemporánea se han escrito muchos tipos de poemas distintos: poemas de amor, poemas cortos, poemas de lamentación, etcétera.

Poema de amor, poema de amistad… ¡Tú decides!

El léxico empleado se verá influenciado por estos dos factores y nos obligará a tener que entender el significado de cada palabra en el contexto social del autor. Si estamos en una gala de poesía quizás es Siglo de Oro es una buena opción para recitar, si recitamos un poema de amor quizás un poema contemporáneo es más propio. Es más sencillo, más sentimental y, por supuesto, más actual. Los poemas románticos de antaño podría parecer artificial.

  • Recitar poesía correctamente

Puede parecer el aspecto más banal y todos creemos que sabemos recitar poesía perfectamente, pero no es lo mismo leer una novela que un poema. Incluso los poetas deben hacer un esfuerzo en leer correctamente su propias creaciones porque, como decimos, recitar poesía no es sencillo.difundir, hablar, leer, recitar poesía, altavozLa pronunciación es fundamental y podemos encontrarnos con algunos imprevistos en el momento de la recitación como la aliteración, que puede presentar varios inconvenientes. Los principales son los siguientes:

Repetición de un sonido

La repetición de un sonido a veces puede resultarnos pesado y dificultarnos la lectura: En este sentido, un ejemplo de alteración lo tenemos en San Juan de la Cruz

Un no sé qué que queda balbuciendo (Cántico Espiritual)

Repetición in crescendo

Nos referimos a esta repetición cuando una misma palabra se repite con la voluntad de crear énfasis y tensión en lo que se dice. Véase este ejemplo de anáfora:

por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero.  (Soneto V, Garcilaso de la Vega)

  • Lectura anticipada

Este es un truco que a mi me ha sido siempre de mucha utilidad en el momento de leer poesía o cualquier otra clase de texto en público. Anticiparse a la lectura significa estar siempre por delante de lo que se va a decir. ¿Cómo conseguimos eso? ¡Muy sencillo!libro, icono, imagen, leer, recitar poesíaRecuerda hacer en todo momento las pausas de las comas, los puntos, los puntos y aparte… No te preocupes si dejas la lectura unos segundos en suspensión, es muy elegante. Aprovecha esos segundos para adelantar interiormente la lectura y es entonces cuando vas recitando de memoria lo que ya has leído, mientras tanto continúas leyendo más adelante. ¡Es algo que necesita de mucha práctica! No necesariamente debes conocer de antemano el texto, pero siempre es recomendable.

  • Mantén la calma

Los nervios son otro de los grandes enemigos de la recitación oral, especialmente si es ante un auditorio o se lee un poema muy comprometido a una persona muy querida. ¡Qué no te asuste ponerte nervioso! Superar los nervios es complejo y sólo la costumbre logra hacerles frente, aún así hay muchas cosas que debes saber sobre los nervios. Enunciaremos brevemente las tres más relevantes:

  1. Nadie se está dando cuenta de los nervios más que tú. Las piernas, las manos y la voz entrecortada está pasando inadvertida ante el receptor, ten coraje y no te preocupes.
  2. El papel tiembla como un flan: usa cartulinas o pon el texto en un porta folios.
  3. Acuérdate de hacer pausas y respirar profundamente: ¡Ayuda cantidad!

Ya estás preparado para recitar un poema y cualquier clase de texto. Como decíamos, recitar poesía es todo un arte que debe aprenderse, pon en práctica estos conocimientos en privado antes de hacerlo en público.

verso de amor poesía corta versos cortos poemas de amistad

Xavier Roca

Director y fundador de la plataforma cultural EsPoesía. Profesor, infatigable estudiante y apasionado por la cultura. Investigador (R1) en el programa Ramón y Cajal (2016-18). Graduado en humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Cerrar menú
Right Menu Icon