¿Quién fue Miguel Hernández? Biografía y poemas

Miguel Hernández Gilabert (Orihuela, Alicante, 1910 – Alicante, 1942). Considerado por Damaso Alonso como “genial epígono de la Generación del 27“, cursó estudios primaros en la escuela de su pueblo y un par más con los jesuitas, pero abandonó los estudios para ponerse a trabajar como pastor, lo que le permitió dedicar muchas horas a la lectura, sobre todo de poesía clásica española.

A partir de 1930 comenzó a publicar en revistas como El pueblo de OrihuelaEl Día de Alicante, pero Orihuela se le quedaba pequeño: soñaba con la vida en Madrid. Gracias al apoyo de los amigos, a finales de 1931 viajó a la capital, donde colaboró en distintas publicaciones y conoció a los poetas de la época, bajo cuya influencia escribió Perito en lunas (1933). En 1934, trabajó como redactor y secretario en el diccionario taurino de José María de Casona; José Bergamín le publicó en 1934, en su revista Cruz y Raya, su auto sacramental Quién te ha visto y quién te ve y sombra de lo que eras. Mientras, mantenía su relación con su pueblo, donde se quedó su novia, Josefina Manresa, y su amigo Sijé, quien publicó por esas fechas seis números de El gallo Crisis, revista similar a Cruz y Raya, donde colaboraba asiduamente. En 1935 entabló relación con importantes poetas (Cernuda, Alberti, Lorca…), pero serían Aleixandre y Neruda quienes supondrían un importante revulsivo para el poeta. Publicó en estos años el poemario El rayo que no cesa (1936), resultado en parte de la repentina muerte de su querido amigo Ramón Sijé, cuya amistad había descuidado en los últimos momentos: el sentimiento de culpabilidad se evidencia en su Elegía a Ramón Sijé (1936).

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

¿Cómo murió Miguel Hernández?

Tomó parte muy activa, como comisario cultural, en la Guerra Civil española, así como en el Congreso Internacional de Escritores Antifascistas, e incluso llegó a viajar en visita oficial a la Unión Soviética. Al terminar la guerra intentó salir del país, pero fue detenido en la frontera con Portugal. Condenado a pena de muerte y, posteriormente a cadena perpetua, murió de tuberculosis en la prisión de Alicante.

Obras y trayectoria de Miguel Hernández

Cronología: 1929 – 1036

  • De los primeros poemas escritos en Orihuela, donde se ven influencias de Garcilaso, Góngora, Quevedo y San Juan de la Cruz, pasa a una cierta madurez en Perito en lunas (1933) de influencia sobre todo gongorina, y El rayo que no cesa (1936), sobre el amor y la muerte, obra en la que se incluye la Elegía a Ramón Sijé
Rebajas
El rayo que no cesa (Contemporánea)
  • Hernández, Miguel (Author)

Cronología: 1937 – 1939

  • Su poesía se vuelve más comprometida políticamente.
  • En Viento del pueblo (1937) escribe poemas políticos y de combate que manifiestan sus preocupaciones sociales. 
  • En El hombre acecha (1939), el tono es más intimista y menos épico, marcado por la muerte de su primer hijo y por la inminente pérdida de la guerra por parte del bando republicano. 
  • Cancionero y romancero de ausencias (1938 – 1941) contiene sus composiciones más conmovedoras, en las que emplea un lenguaje espontáneo y sencillo. Las dedica, desde la carcel, a su esposa y a su segundo hijo. En esta obra se incluyen las Nanas de la cebolla, seguidillas que tienen como objetivo alegrar a su hijo. 

Poemas de Miguel Hernández

Estos son los poemas más destacados de Miguel Hernández: