Al borde, Gloria Fuertes

Soy alta;
en la guerra
llegué a pesar cuarenta kilos.

He estado al borde de la tuberculosis,
al borde de la cárcel,
al borde de la amistad,
al borde del arte,
al borde del suicidio,
al borde de la misericordia,
al borde de la envidia,
al borde de la fama,
al borde del amor,
al borde de la playa,
y, poco a poco, me fue dando sueño,
y aquí estoy durmiendo al borde,
al borde de despertar.

de Antología y poemas de suburbio, 1954

Análisis Al borde de Gloria Fuertes

El poema se encuentra dentro de la Antología y poemas de suburbio publicado en Madrid en el 1954, quince años después del final de la Guerra Civil española pero todavía en época de franquismo. El poema, como es perceptible a simple vista, no cuenta con ninguna métrica concreta y tampoco una rima seguida. Podemos hablar de que el poema de Gloria Fuertes está compuesto por versos libres a pesar de que, en realidad, algunos de ellos sí que riman como son el 5º y el 7º; el 11º y el 13º.




Comentario Al borde de Gloria Fuertes

El inicio del poema es, sin duda, algo sorpresivo. Empieza con un verso de tres sílabas en el que nos habla de su estatura. Puede parecer una vanidad pero nos descubre algo muy interesante a ojos del lector: es autobiográfico. El segundo y tercer verso, con el que se termina el prólogo al poema, nos indica la situación desde la que nos escribe: es un poema de guerra y, como tal, su tema principal será bélico.

La segunda estrofa es la central y más importante. De nuevo, el primer verso es harto revelador si nos fijamos en el tiempo verbal de la estrofa: pasado. La guerra ha concluído y nos sitúa en un momento de postguerra española en la que las desgracias y la crueldad social dominaba el paisaje del país.

Nos explica que ha estado, en general, al borde de muchas situaciones de precariedad y la poca estabilidad que había.  A pesar de que muchos de los temas de Fuertes, al igual que Gabriela Mistral, habían tocado temas relacionados con los infantes; los niños. La crueldad de la guerra se lleva por delante los colores, las sonrisas y la belleza. Este es el resultado de tres años de guerra y de fratricidios que a la poeta española le tocó vivir de cerca.




Por ello, el lenguaje que observamos en el poema es crudo y políticamente incorrecto para un poema. No obstante, este lenguaje y esta dinámica que utiliza Gloria Fuertes le sirve para llamar la atención del hastío, el aburrimiento que “me fue dando sueño”. Fuertes diría que «lo único bueno que me dio la Guerra Civil fue que me hizo pacifista y me dejó un poco de metralla en el muslo». A pesar de ello, y este poema de Gloria Fuertes es un ejemplo, la guerra le sirvió para la redacción de nuevas poesías pues,«sin la tragedia de la guerra quizá nunca hubiera escrito poesía».

Figuras literarias de al borde de Gloria Fuertes

La principal figura retórica que encontramos en el poema es la anáfora que consiste en la repetición a inicio de verso de unas mismas palabras, en este caso “al borde”.

La anáfora se emplea en este poema de Fuertes para mostrarnos el hastío de la guerra, la rutina de las balas y el horror del despertar día a día. Esta figura literaria nos revela también cierta poesía de costumbre bélica.

En general el poema es sencillo y dinámico. No se esmera en encontrar recursos para expresar sus sentimientos sino que son los hechos los que hablan por sí mismos. La ausencia de “embarrocamiento” en la poesía es también una forma de expresión y es, por tanto, una característica de la poesía de Gloria Fuertes.

¡CLICK para leer más poemas de Gloria Fuertes!

¿Quieres leer más poemas de Gloria Fuertes?

23,65€
24,90
in stock
15 Nuevo Desde 23,65€
2 Usado Desde 20,00€
A partir de noviembre 5, 2019 7:05 am
Amazon.es
Envío gratuito

Xavier Roca

Director y fundador de la plataforma cultural EsPoesía. Profesor, infatigable estudiante y apasionado por la cultura. Investigador (R1) en el programa Ramón y Cajal (2016-18). Graduado en humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Cerrar menú
Right Menu Icon