¿Qué es la anáfora? Significado y definición

La anáfora es una de la figuras retóricas más recurrentes dentro de la poesía española. Consiste en repetir una o varias palabras al inicio de frases o versos de manera contigua. En este sentido, podemos decir que la anáfora es una figura retórica que se emplea de manera sintáctica.

La etimología de la palabra anáfora proviene del griego [ἀναφορά] y viene a significar “repetición” en tanto que es la función que cumple como recurso literario. Esta ‘repetición’ puede tener distintas funciones que analizaremos a continuación.

Función de la anáfora

La anáfora es una figura literaria y, como tal, tiene unas funciones concretas. Si bien este recurso literario necesita de la creatividad del autor o del poeta para significar una u otra cosa, hay algunos empleos en los que se observa con mayor frecuencia. 

  • La anáfora puede emplearse para otorgar una mayor importancia o notoriedad a un aspecto del que se está hablando que puede ser un lugar, un tiempo, un sujeto, un sentimiento…
  • Esta figura literaria es muy recurrente en tanto que ofrece dinamismo y velocidad (en ocasiones) a los versos o al texto en cuestión. 
  • Es también un recurso que ofrece ritmo y melodía en un poema o en la prosa. Además de centrar la atención en la palabra o palabras que se repiten ayudan al lector a familiarizarse con el texto creando mayor atracción y facilidad para comprender.

Ejemplos de anáfora en poemas

Como decíamos, la anáfora es un recurso muy utilizado dentro de la poesía española y universal. Al ofrecer ritmo y melodía, ennoblece la estética de los versos y les otorga una mayor comprensión. Presentamos algunos ejemplos de anáforas en poemas para de tal modo que quedamos comprender qué es una anáfora en su plena significación.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

Elegía | Miguel Hernández

La anáfora viene representada en este poema de Miguel Hernández al inicio de cada uno de estos versos. Además de esta figura, hay otros recursos literarios como el políptoton o la aliteración.

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú.

Rima XXI | Gustavo Adolfo Bécquer

Escogemos este ejemplo para ilustrar lo que la anáfora puede llegar a construir en nuestras mentes. ¿Quién no conoce estos versos de Bécquer? Unos versos sencillos, amigables y entrañables que únicamente preguntan… ¿Qué es poesía? Dicha repetición fomenta, en este caso, la memorización de los versos. Es parecido al “estribillo” en las canciones.

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra

Rima XCI | Gustavo Adolfo Bécquer

Sin movernos de Bécquer, tenemos estas fantásticas rimas que se sirven de la anáfora y la aliteración para crear una forma y una estética inconfundible. El poeta hace uso de ellas para centrar nuestra atención en unas sentencias que más tarde destruirá con el amor por la amada. ¡Poema recomendado!

Diferencia entre anáfora y paralelismo

La anáfora es un recurso literario que consiste en repetir una o varias palabras al inicio de frases contiguas. El paralelismo, en cambio, no busca la repetición de dichas palabras sino de la estructura en concreto. En los ejemplos que hemos citado anteriormente, hay algunos casos de paralelismos que pueden tenerse en cuenta. 

Ejemplo de anáfora y paralelismo

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

La anáfora, como hemos destacado, la encontramos al inicio de los versos. Al mismo tiempo, estos tres versos están formados sintácticamente por un paralelismo que es el siguiente:

NO + verbo + prep. + art. + sust + (adjetivo)

 (sujeto) + Neg. + verbo + predicado

El paralelismo permite alguna variación. No es necesario que todos los versos cuadren y que todas las funciones sean paralelas las unas con las otras. Así pues, el último verso es ligeramente distinto al resto.

Definición de anáfora RAE

Como no puede ser de otra manera, la Real Academia de la lengua Española tiene su propia definición la anáfora como figura literaria. En este caso, nuestro figura literaria se encuentra significada en la tercera definición y es más bien pobre. 

Anáfora, repetición, anáfora y paralelismo, figura literaria, figura retórica, recurso literario, poema, ESPOESIA

Xavier Roca

Director y fundador de la plataforma cultural EsPoesía. Profesor, infatigable estudiante y apasionado por la cultura. Investigador (R1) en el programa Ramón y Cajal (2016-18). Graduado en humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Cerrar menú
Right Menu Icon