Adelina de paseo

La mar no tiene naranjas. 
ni Sevilla tiene amor. 
Morena, qué luz de fuego. 
Préstame tu quitasol. 
|
Me pondrá la cara verde, 
—zumo de lima y limón—. 
Tus palabras —pececillos— 
nadarán alrededor. 
|
La mar no tiene naranjas. 
Ay, amor. 
Ni Sevilla tiene amor!

COMENTARIO DE ADELINA DE PASEO

Encontramos este poema en Canciones (1921-1924) en sus típicas composiciones andaluzas. Por la estructura y la forma, el poema puede recordarnos a los versos de al oído de una muchacha que encontramos en la misma obra. El tema, no obstante, es totalmente distinto.

Xavier Roca

Director y fundador de la plataforma cultural EsPoesía. Profesor, infatigable estudiante y apasionado por la cultura. Investigador (R1) en el programa Ramón y Cajal (2016-18). Graduado en humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Cerrar menú
Right Menu Icon