Las oraciones subordinadas adjetivas son aquellas que equivalen a un sintagma adjetival y, por tanto, desempeñan las funciones propias de este, como complemento de un sustantivo, en función de CN, atributo, Cpred. En principio, podrían sustituirse por un sintagma adjetival

  • Los jóvenes que ganen el premio tendrán los estudios pagados.
  • Los jóvenes ganadores del premio tendrán los estudios pagados. 

Las oraciones adjetivas pueden ir enlazadas a la oración principal de dos formas: con nexo y sin nexo.

Oración subordinada adjetiva, relativo
Esquema resumen oración subordinada adjetiva
  • Un relativo (pronombre): que, quien, quienes, el cual, la cual…
  • Un adverbio: donde, cuando, como.
  • Un determinante adjetivo relativo posesivo: cuyo, cuya, cuyos, cuyas. En este caso, hablaremos de subordinadas adjetivas de relativo, pues llevan siempre este elemento relativo. 

El relativo se refiere siempre a un SN que aparece en la proposición principal o matriz, su antecedente al que complementa. 

Ejemplo: Los jóvenes que ganen el premio tendrán los estudios pagados. 

En este caso, el nexo que enlaza las dos oraciones. La oración subordinada complementa al sustantivo jovenes diciendo de ellos que son unos ganadores. Al mismo tiempo, el que tiene la función sintáctica de sujeto dentro de su proposición subordinada.

Las oraciones subordinadas adjetivas, si no llevan nexo, deben introducirse con verbos en participio. El participio debe concordar en género y número con el antecedente al que complementa y siempre tendrán una función de CN de su antecedente.

Ejemplo:

Los diputados elogiados por los ciudadanos tienen una responsabilidad pública.

El sujeto de la oración subordinada puede ser considerado el antecedente o bien otro elemento porque es igualmente válido decir “Los diputados fueron elegidos por los ciudadanos” que “los ciudadanos eligieron a los diputados“. 

Deben llevar un pronombre relativo (normalmente, que) que tiene una función sintáctica independiente en su proposición subordinada y que se refiere al antecedente. El infinitivo tiene un sujeto genérico. 

Ejemplo:

En una empresa hay muchos trabajos que desempeñar.

A veces, las proposiciones adjetivas de relativo no llevan antecedente, por lo que se convierten en sustantivas y comparten las funciones que estas desempeñan (sujeto, CD, CRV, CN, CAdj, CAdv); su nexo es un relativo con función sintáctica propia en su proposición. Se las denomina adjetivas sustantivadas

Ejemplo:

Quienes ganaron el premio se pusieron muy contentos.

Quienes ganaron el premio es una oración adjetiva porque va encabezada por quienes, un pronombre que a su vez sustituye a las personas y es el sujeto de la oración. Pero esta proposición no tiene un antecedente expreso, no se refiere a ningún elemento presente en la oración principal, por lo que se ha convertido en sustantiva, se ha sustantivado (convertido de adjetivo a sustantivo).

También sucede esto con las palabras. Mirad el siguiente ejemplo:

He comprado un coche azul (adjetivo)

Me relaja ver el azul del mar. (sustantivo)

Oraciones subordinadas adjetivas explicativas y especificativas

Tanto las proposiciones subordinadas adjetivas de relativo como las que llevan verbos en participio se pueden clasificar en:

  • Explicativas: No añaden nueva información al antecedente ni lo limitan dentro de la clase a la que pertenece. Van entre pausas sintácticas (comas, guiones, paréntesis…).

Ya ha llegado el paquete, que tu padre envió.

Se trata de un paquete único. La subordinada solo recuerda que el paquete fue enviado por tu padre. 

El chico, agotado de la excursión, está durmiendo en su habitación.

Solo hay un chico agotado de la excursión.

  • Especificativas: Distinguen un elemento, dentro del grupo, que excluye a los otros. No van entre pausas.

Ya ha llegado el paquete que tu padre envió.

Probablemente hay otros paquetes, pero el que ha llegado es el enviado por tu padre.

El chico agotado de la excursión está durmiendo en su habitación

Solo está agotado y durmiendo uno de los chicos que fue a la excursión.