Vida y obra de Frida Kahlo

Frida Kahlo

Biografía de Frida Kahlo

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón (1907-1954) fue una artista, poeta y pintora mexicana. Vivió una vida atormentada por problemas físicos. De joven contrajo poliomelitis y poco después sufrió un accidente mientras iba en un autobús que le abocó a someterse a 32 operaciones quirúrgicas. Su obra y poesía no buscaron encauzar un sentimiento creativo sino expresar su propio sufrimiento, a pesar de que personajes de la talla de André Bretón quisieron convencerla de que su obra era surrealista, ella se negó a aceptar que eran algo más que la expresión de sus vivencias, no de sus sueños.

Frida Kahlo
Frida Kahlo el 15 de junio de 1919

Pintó más de 200 obras, generalmente autorretratos, composiciones que buscaban expresar sus continuos esfuerzos por sobrevivir a una vida en la que encontraba esfuerzos por encontrar un sentido. Su marido fue el reconocido pintor Diego Rivera, con quien mantuvo una relación complicada. En lo que respecta a su obra artística ambos se influyeron mutuamente, compartiendo su atracción por el arte indígena mexicano.

Frida Kahlo
Frida Kahlo con Diego Rivera

El accidente de Frida Kahlo

El 17 de septiembre de 1925 Frida volvía de la escuela junta a su novio de aquel entonces, Alejandro Gómez Arias, al igual que otros días cogieron el autobús. Durante el transcurso del viaje fueron arrollados por un tranvía, quedando el vehículo aplastado contra un muro y absolutamente destruido. Kahlo consiguió ser rescata, sin embargo, el diagnóstico fue desolador: su columna vertebral quedó fracturada en tres partes, fracturas en dos costillas, una en la clavícula y tres en el hueso pélvico. Por otro lado, su pierna fue partida en once partes, su pie derecho y su hombro se dislocaron y un pasamanos la atravesó desde la cadera hasta salir por la vagina. Frida Kahlo, recordaría esta traumática experiencia como la pérdida de la virginidad.

Desafortunadamente, no estando muy avanzada la medicina de su tiempo fue sometida a 32 operaciones quirúrgicas a lo largo de su vida. Antes de esta experiencia no había sentido una especial atracción hacia la pintura, de hecho, la poliomeritis le aconsejaba mantener un estilo de vida activa para paliar los efectos que le producían. Si bien es cierto que antes del accidente había trabajado como aprendiz en un taller de grabado e imprenta donde aprendía a dibujar copiando grabados, no fue hasta después del accidente, condicionada por su imposibilidad de moverse, cuando se volcó en su obra pictórica.

Frida Kahlo
“Las dos Fridas” cuadro pintado por Frida Kahlo en 1939.

Solía pensar que era la persona más extraña del planeta pero luego me di cuenta de que hay mucha gente en el mundo, así que debía de haber alguien como yo que se sintiera rara y con defectos igual que yo. Solía imaginarme a esa mujer y pensar que también estaría allí fuera pensando en mí. Bueno, espero que si lo estás y lees esto, sepas que sí, es verdad, estoy aquí y soy tan rara como tú.

Frida Kahlo

Poemas de Frida Kahlo

Imágenes y fotografías de Frida Kahlo

Frases de Frida Kahlo

Tempus fugit:

“Cada (tic-tac) es un segundo de la vida que pasa, huye, y no se repite. Y hay en ella tanta intensidad, tanto interés, que el problema es sólo saberla vivir. Que cada uno resuelva como pueda”.

A raíz de su accidente perdió mucha movilidad, sin embargo, la pintura le daba alas:

“Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas pa’ volar?”

Si yo pudiera darte una cosa en la vida:

“Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Sólo entonces te darás cuenta de lo especial que eres para mí”.

Del determinismo de la vida:

“Hay algunos que nacen con estrella y otros estrellados, y aunque tú no lo quieras creer, yo soy de las estrelladísimas…”

Sobre la necesidad de recuperar las raíces indias de México:

“México está como siempre, desorganizado y dado al diablo, sólo le queda la inmensa belleza de la tierra y de los indios”.

Advertencia de no perder el tiempo:

“Donde no puedas amar, no te demores”.

De la creación de nuevos términos para amar:

“¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: Yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida”.

Del problema de beber para olvidar:

“Quise ahogar mis penas en licor, pero las condenadas aprendieron a nadar”.

Del verdadero amor:

 “Aunque haya dicho “te quiero” a muchos y haya tenido citas y besado a otros, en el fondo sólo te he amado a ti…”.

Frida Kahlo
Frida y Diego

Del tópico literario “vanitas vanitatis“:

“Y tú bien sabes que el atractivo sexual en las mujeres se acaba voladamente, y después no les queda más lo que tengan en su cabezota para poderse defender en esta cochina vida del carajo”.

De la necesidad de explicar el sufrimiiento a alguien de confianza:

“Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior”.

De la imposibilidad de olvidar a alguien:

“Como siempre, cuando me alejo de ti, me llevo en las entrañas tu mundo y tu vida, y de eso es de lo que no puedo recuperarme”.

De su relación con Diego Ribas:

“Quizá esperen oír de mí lamentos de ‘lo mucho que se sufre’ viviendo con un hombre como Diego. Pero yo no creo que las márgenes de un río sufran por dejarlo correr”.

Del humor y el alcohol:

“Doctor si me deja tomar este tequila le prometo no beber en mi funeral”.

Un amor trascendental de Diego Rivera:

“Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de la misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido”.

Reflexiones sobre el sufrimiento:

“Lo único de bueno que tengo es que ya voy empezando a acostumbrarme a sufrir…”

Sobre la búsqueda del sentido de la vida:

“¡Quién diría que las manchas viven y ayudan a vivir? Tinta, sangre, olor… ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz?”

El amor que repara nunca se olvida:

“Jamás en toda la vida, olvidaré tu presencia. Me acogiste destrozada y me devolviste íntegra, entera”.

 

 

Right Menu Icon