¿Qué es la sinécdoque? Definición.

En este artículo os explicaremos en qué consiste un recurso que todos utilizamos cuando hablamos pero que normalmente no sabemos ponerle nombre. Y es que el nombre es extraño: ‘sinécdoque’, nosotros heredamos esa palabra del latín, no obstante, es original del griego y significaría algo así como ‘recibir conjuntamente’. Pero vayamos a lo que nos interesa: ¿qué es la sinécdoque?

Definición: tal y como explica la RAE con bastante precisión, la sinécdoque es “la designación de una cosa con el nombre de otra, de manera similar a la metonimia, aplicando a un todo el nombre de una de sus partes, o viceversa”.

Sinécdoque, definición RAE, significado, ejemplos

Las posibilidades con este recurso son infinitas, además nos dice mucho de cómo concebimos el mundo: por ejemplo, “tengo 100 cabezas de ganado”, en lugar de referirse al animal entero, usamos su cabeza para contarlo. Como cuando hay que repartir un pastel y se dice: “cuántos por cabeza” o “cuántos por barba”. Pero no solo se usa para contar, también para designar un vino: “un rioja, un jerez”, etc.

Tipos de sinécdoque

Básicamente, hay dos tipos de sinécdoque: aquella que consiste en usar una parte para referirse a un todo y aquella que usa un todo para referirse a una parte. Un ejemplo de la primera sería el ejemplo ya usado de las cabezas de ganado; de la segunda podríamos decir un ejemplo típico de los deportes: España derrotó a Irán.

Sin embargo, se pueden tipificar según a qué todo nos refiramos:

La especie por el género, el género por la especie: “danos el pan de cada día” (el término ‘pan’ sustituye a todo tipo de alimento) “el animal estaba ladrando” (el término ‘animal’ sustituye al perro).

El material de una cosa por la cosa misma: “blandió el acero” (el término acero se usa para referirse a la espada)

Ejemplos de sinécdoques en poemas

Han reducido a la memoria el arte
el antiguo valor italïano,
por cuya fuerza y valerosa mano
África se aterró de parte a parte

.A Boscán, desde La Goleta | Garcilaso de la Vega

Ténganse su tesoro
los que de un falso leño se confían;
no es mío ver el lloro
de los que desconfían
cuando el cierzo y el ábrego porfían

Canción de la vida solitaria | Fray Luis de León

"¡Ah de la vida!"... ¿Nadie me responde?
"¡Aquí de los antaños que he vivido!"
La Fortuna mis tiempos ha mordido
las horas mi locura las esconde.

Represéntase la brevedad de lo que se vive, y cuán nada parece lo que se vivió | Francisco de Quevedo


Cuando allá dicen unos
que mis versos nacieron
de la separación y la nostalgia
por la que fue mi tierra
(...)
a la que dan escolta hábitos y uniformes
en medio del silencio: todos mudos,
desolados por el desorden endémico.

Es lástima que fuera mi tierra | Luis Cernuda

Se querían.
Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,
labios saliendo de la noche dura,
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?

Se querían | Vicente Aleixandre

Jaime A. Perez Laporta

Graduado en Humanidades por la UPF, profesor y poeta de la derrota. Redactor en este gran proyecto de EsPoesia. La literatura es fundamental para decir lo mismo, pero mejor
Cerrar menú
Right Menu Icon