RIMA XXIV

Dos rojas lenguas de fuego 
que a un mismo tronco enlazadas 
se aproximan y, al besarse, 
forman una sola llama.
.
Dos notas que del laúd 
a un tiempo la mano arranca, 
y en el espacio se encuentran 
y armoniosas se abrazan.
.
Dos olas que vienen juntas 
a morir sobre una playa 
y que al romper se coronan 
con un penacho de plata.
.
Dos jirones de vapor 
que del lago se levantan 
y, al juntarse allá en el cielo, 
forman una nube blanca.
.
Dos ideas que al par brotan; 
dos besos que a un tiempo estallan, 
dos ecos que se confunden; 
eso son nuestras dos almas.

 

Comentario a la RIMA XXIV

En un ejercicio de intentar explicar lo inefable, Gustavo Adolfo Bécquer expresa mediante la poesía lo que supone el goce en una relación entre dos amantes. La metáfora y el paralelismo es son los recursos más frecuentes en este poema que, en suma, busca expresar el sentimiento amoroso mediante impactantes imágenes en la mente del lector.

Expresar mediante palabras qué es el amor es un ejercicio que sólo un loco emprendería. Nosotros no lo intentaremos tampoco y es que, ante un concepto tan extenso y con tantas variantes no es posible establecer una única y valida definición que sea imperecedera en el tiempo. Ante ello, Gustavo Adolfo Bécquer nos propone la poesía y, más concretamente, la comparación para lograr entender qué supone el cumplimiento amoroso entre dos personas.

Análisis de la RIMA XXIV

El tema del poema no lo encontraremos tampoco entre las palabras. Las analogías que establece el autor con otras situaciones mundanas pretende mostrarnos, indirectamente, el tema y lo hará de este modo hasta la última estrofa.

La primera estrofa se inicia con una analogía o metáfora comparando el amor de los amantes con dos lenguas de fuego que se unen en una sola llama. Es el amor perfecto, el que no tienen ninguna fisura y se fusiona perfectamente en una sola entidad. También nos encontramos ante un amor primerizo representado con la vigorosidad del fuego porque es potencia, emoción y pura actividad. No es irónico que utilice la imagen más sensual en esta primera instancia donde la boca, la lengua y el beso sean palabras centrales de estos primeros cuatro versos.

Dos rojas lenguas de fuego 
que a un mismo tronco enlazadas 
se aproximan y, al besarse, 
forman una sola llama.

Para entender la potente imagen que nos traslada el poeta, puede servir pensar en la imagen de dos cerillas encendidas acercándose la una a la otra hasta que, finalmente, forman una sola.

Así sucede también en la segunda estrofa en la que de nuevo encontramos una metáfora para dar a entender que el amor perfecto entre ambos amantes. Es como una sinfonía donde todas las notas fluyen y confluyen en un espacio creando una armonía encantadora (hechizante). Presenta, en esta ocasión, un amor del enamorado. Nótese que los amantes ya no se besan en esta estrofa, la distancia entre ambos es mayor y el mayor acercamiento termina en el abrazo entre ambos personajes. No es algo malo, simplemente destaca el hecho de que el amor se divide en distintas fases y, en esta ocasión, nos encontramos en el momento de la escucha y del hablar representada con el sonido y simbolizada con la música.

La tercera estrofa nos presenta una relación más avanzada en el que los amantes están dispuesto a todo por el otro. Queda bien simbolizado con la imagen de las dos olas que van juntas a morir a la orilla. Están dispuestos a llegar hasta el final con tal de estar juntos y este es ya un amor desinteresado y poco afectivo. Un amor que él o ella está dispuesto a dejarlo todo con tal de estar unidos.

Llegamos a la cuarta estrofa donde se puede hacer una lectura hermenéutica y concluir que ambos amantes viven un éxtasis y son llevados juntos al cielo para permanecer así por la eternidad. El término catasterizado (que hace referencia a la catasterización de un personaje mítico) sería incorrecto, aunque quizás ayuda a entenderlo.

Estructura externa | Rima XXIV

Enumeramos las principales características de la estructura externa del poema de la RIMA XXIV de Gustavo Adolfo Bécquer.

  • Versos octosílabos, arte menor
  • Rima asonante en par
  • Coplas

Recursos literarios | Rima XXIV

Los principales recursos literarios que encontramos en este poema son la metáfora ya mencionada en tanto que es fundamental para el poema y los paralelismos. El paralelismo, en este caso, es la repetición de la misma estructura a lo largo del poema.

Destacamos también el uso de la personificación, la hipérbaton, el epíteto… aunque son recursos menores en este caso.

IMÁGENES DE LA RIMA XXIV

La Rima XXIV de Gustavo Adolfo Bécquer nos traslada un sinfin de imágenes tal y como hemos ido comentando. Aquí presentamos dos de las más singulares:

 

¿Quieres leer más rimas de Bécquer?

¡No te lo pienses más! Si quieres leer más rimas de Gustavo Adolfo Bécquer deberías tener una de las mejores ediciones que están a la venta por este ridículo precio. ¡No te pierdas la oferta!

7,55€
7,95
in stock
14 Nuevo Desde 7,55€
3 Usado Desde 10,99€
A partir de junio 11, 2019 11:22 pm
Amazon.es
Envío gratuito

Déjate acompañar durante la lectura de las Rimas de Bécquer por Francisco Rico y Mª Teresa López, expertos en la literatura del romanticismo. La encuadernación de la obra, ya un clásico de Austral, es perfecta y cuenta con un tamaño de letra que tu vista agradecerá. ¡Echale un ojo a nuestra edición recomendada!

Xavier Roca

Director y fundador de la plataforma cultural EsPoesía. Profesor, infatigable estudiante y apasionado por la cultura. Investigador (R1) en el programa Ramón y Cajal (2016-18). Graduado en humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Cerrar menú
Right Menu Icon