¿Qué es un terceto?

Significado y ejemplos de tercetos en poemas

Logo Espoesía

EsPoesía

INICIO

Definición y tipos de terceto en poesía

El terceto es una estrofa muy conocida dentro de la literatura española, italiana y universal. Por su sencillez, se caracteriza por ser empleada en la literatura popular aunque también se ha usado frecuentemente en la poesía culta como, por ejemplo, en la Divina Commedia de Dante. 

De su uso en Italia pasaría al resto de Europa como la estrofa della terza rima y de allí vendría su nombre hasta nosotros: el terceto o el terceto encadenado.

La rima del terceto es siempre consonante entre el primer y el tercer verso. El segundo verso queda libre aunque, en ocasiones, mantendrá una rima si fuera un terceto encadenado tal y como explicaremos más adelante. El terceto, pues, tiene dos versos que riman entre ellos y uno suelto por definición siendo su estructura la siguiente: 11A, 11-, 11A.

 

Terceto encadenado: ejemplo y definición.

El terceto encadenado es un tipo de terceto y quizás el más conocido dentro de la literatura por ser el empleado en la Commedia de Dante y en tantos otras obras. Además, el terceto encadenado se emplea en cientos de sonetos que tienen tercetos en los últimos seis versos y suelen ser, también, encadenados.

El terceto encadenado consiste en “encadenar” la rima de los versos y darle a “aquel verso libre” del que hablábamos anteriormente una rima con un cuarto verso. Esta clase de terceto muy dinámica ofrece una sensación de movimiento, de avance hacia algún lugar. Por ello, para la construcción de un gran poema es muy apropiado pues mantiene el ritmo y la rima y no cae en la monotonía.

El número de sílabas, no obstante, continúa siendo de once sílabas y es, por tanto, arte mayor. Véase el siguiente ejemplo de terceto encadenado, uno de los más representativos:

Nel mezzo del cammin di nostra vita    11A
mi ritrovai per una selva oscura,   11B
ché la diritta via era smarrita.   11A

Ahí quanto a dir qual era è cosa dura   11B
esta selva selvaggia e aspra e forte   11C
che nel pensier rinova la paura!    11B

A mitad del camino de la vida,
en una selva oscura me encontraba
porque mi ruta había extraviado.

¡Cuán dura cosa es decir cuál era
esta salvaje selva, áspera y fuerte
que me vuelve el temor al pensamiento!

El terceto encadenado logra crear una sensación de continuidad entre uno y otro terceto y aumenta enormemente la versatilidad. El terceto encadenado cobró mucha relevancia en el renacimiento, tiempo de auge italiano y Siglo de Oro español. Juan Boscán habría sido en aquel entonces uno de los grandes cultivadores de esta estrofa por encima de Garcilaso de la Vega. Ya a principios del siglo XVI Juan Boscán práctica el terceto encadenado fruto, claro está, de ciertas influencias con la cultura italiana petrarquista y dantesca. 

Ejemplos de tercetos en poesía

Presentamos algunos ejemplos de tercetos en español para que podáis observar todo lo comentado anteriormente. El terceto, como hemos dicho, siempre se construye en arte mayor y alterna la rima entre el primer y el tercer verso. El verso del medio queda libre, a menos que se trate de un terceto encadenado.

En medio del invierno está templada (11A) 
el agua dulce desta clara fuente, (11B) 
y en el verano más que nieve helada. (11A)

Garcilaso de la Vega (Egloga II)

Un ejemplo paradigmático del terceto español podemos verlo en la obra de Miguel Hernández. Ved de qué manera alterna la rima entre el segundo y el quinto verso y cómo aumenta el dinamismo del poema. 

Un manotazo duro, un golpe helado, 
un hachazo invisible y homicida, 
un empujón brutal te ha derribado. 

No hay extensión más grande que mi herida, 
lloro mi desventura y sus conjuntos 
y siento más tu muerte que mi vida. 

Autor: Miguel Hernández
Poema: Elegía a Ramón Sijé

 

Autor de esta publicación
Xavier Roca
Profesor: infatigable estudiante.

Right Menu Icon