Obras y poemas de José de Espronceda

Biografía José de Espronceda

Apasionado y revolucionario, José de Espronceda (Madrid, 1808-1842) fue sin duda el mejor embajador en España del romanticismo europeo; su poesía evoluciona desde una formación clasicista hacia la ruptura de los viejos moldes temáticos y formales para incorporarse a la nueva estética. Una caterva de personajes rebeldes y marginales pueblan una obra que oscila frecuentemente entre lo lírico y lo narrativo, y el intento de una adecuación entre forma y contenido que le lleva a experimentar con los metros tradicionales.

Desde los primeros poemas de circunstancias, todavía en la tradición de la poesía patriótica de don Manuel José Quintana (como en el soneto dedicado al fusilamiento, en las playas de Fuengirola, en diciembre de 1831, del general Torrijos, mito liberal del siglo XIX), Espronceda va buscando un tono original para el que no es óbice el ejemplo de Byron: Las «Canciones» marcan la madurez creativa de su autor y del romanticismo español; a la sencillez de sus versos y las innovaciones métricas (polimetría) hay que añadir la actitud de esos rebeldes enfrentados al orden y los convencionalismos sociales. Las últimas composiciones del poeta están marcadas por el desengaño, agudizado por el abandono de su amante Teresa Mancha en 1837, y en ellas se oye ya desnuda de toda retórica, su voz personal y enteramente moderna.

La muerte de Teresa en 1839 inspiró la elegía, incluida por Espronceda como canto segundo de El diablo mundo, en la que se recogen los temas fundamentales de la poesía esproncediana, entre ellos uno de los más recurrentes: esa indiferencia del mundo ante el dolor del poeta.

Obras y libros de José de Espronceda