¿Qué es la metonimia? Ejemplos, tipos y definición.

Si te estás preguntando qué es la metonimia, aquí os explicamos esta figura retórica que es, en el fondo, muy similar a la sinécdoque, por no decir idéntica. La metonimia es, según la RAE, el hecho de “designar algo con el nombre de otra cosa tomando el efecto por la causa o viceversa, el autor por sus obras, el signo por la cosa significada”.

definición metonimia, ejemplos

Diferencia entre metonimia y sinécdoque

Guarda bastantes similitudes con la sinécdoque porque en el fondo consisten en el mismo recurso. El único matiz que las diferencia es que la sinécdoque siempre parte de un continente o de los elementos contenidos: el todo y la parte; el género y la especie; materia, cosa. En cambio la metonimia usa elementos vinculados por una relación causal: causa, efecto; autor, obra; signo, significado.

En realidad, la sinécdoque simplemente se considera un tipo de metonimia, ya que al final ambas figuras implican la designación de un nombre por otro con el que guarda una relación interna. Por no decir que hay incluso ejemplos que pueden ser sinécdoque y metonimia a la vez: “vinieron las espumas a chocar contra la quilla”. El término espuma se refiere a las olas, se puede considerar como un efecto de la ola o como una parte de ella.

Diferencia entre metonimia, metáfora y sinécdoque.

De hecho, la diferencia que sí nos interesa señalar es entre metonimia (sinécdoque incluida) y metáfora. Como bien explicamos con respecto a la metáfora ésta consiste en relacionar dos elementos, uno figurado y otro real. En este sentido, el término figurado no puede encontrarse en el real: por ejemplo, no podemos hallar perlas en la boca o el organismo de ningún ser humano, sin embargo, nos podemos referir a los dientes de la amada con el término perlas por la única relación del color, relación externa percibida por nosotros.

En cambio, con la sinécdoque o metonimia, el elemento referido tiene una relación explícita con el referente, forma parte de él, los une una relación interna. Por ejemplo, cuando se habla de ”cabezas de ganado”, todas las vacas tienen cabeza, o cuando decimos “vino la Policía”, aunque no hicieran acto de presencia todos los miembros del cuerpo, sí que vinieron unos oficiales que realmente eran de la Policía.

Tipos de metonimia, figura retórica

Esclarecido ya el concepto del recurso que estamos tratando y las posibles confusiones que podamos tener con otras figuras literarias, pasamos a analizar las clases de metonimia que podemos encontrarnos seguida de una breve explicación.

La causa por el efecto, el efecto por la causa:

“Me pesan las canas” (el término ‘canas’ se refiere a la vejez que las produce) o “me quema el sol” (son los rayos que irradia la estrella los que producen el efecto en la piel, no el fuego que rodea la estrella en sí).

La obra por su autor: 

“Leímos a Cervantes” (se entiende que no se leyó en la piel misma del autor, o en su alma, si no que se leyó una obra suya).

El signo por la cosa significada:

“No persigo medallas en mi carrera” (las medallas son el signo del reconocimiento)

Ejemplos de metonimias en poemas

¡Oh, bosques y espesuras
plantadas por la mano del Amado!
¡Oh, prado de verduras,
de flores esmaltado!,
decid si por vosotros ha pasado.

Cántico espiritual | San Juan de la Cruz

 

En el Hoy y Mañana y Ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.

Represéntase la brevedad de lo que se vive, y cuán nada parece lo que se vivió | Francisco de Quevedo


Si mi voz muriera en tierra,
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.

Si mi voz muriera en tierra | Rafael Alberti

 

Jaime A. Perez Laporta

Graduado en Humanidades por la UPF, profesor y poeta de la derrota. Redactor en este gran proyecto de EsPoesia. La literatura es fundamental para decir lo mismo, pero mejor
Cerrar menú
Right Menu Icon