LA AURORA de Federico García Lorca

La aurora de Nueva York tiene 
cuatro columnas de cieno 
y un huracán de negras palomas 
que chapotean las aguas podridas.

La aurora de Nueva York gime 
por las inmensas escaleras 
buscando entre las aristas 
nardos de angustia dibujada.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca 
porque allí no hay mañana ni esperanza posible. 
A veces las monedas en enjambres furiosos 
taladran y devoran abandonados niños.

Los primeros que salen comprenden con sus huesos 
que no habrá paraíso ni amores deshojados; 
saben que van al cieno de números y leyes, 
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos 
en impúdico reto de ciencia sin raíces. 
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes 
como recién salidas de un naufragio de sangre.

Análisis de La Aurora, Federico García Lorca

Se trata de uno de los poemas más conocidos de Federico García Lorca por la descripción que hace el poeta de la aurora neoyorkina. El autor español nos muestra la aurora de la ciudad industrial como una luz inarmónica, descolorida (v. 3-4). La naturaleza se ha visto truncada por la mano del hombre y la aurora que describe Lorca es una aurora a la sombra de las luces de la ciudad que, por su parte, vive de forma deshumanizada y colmada de todos los males de las polis: oscuridad, avaricia, ruido, etc. 

Tema

El tema principal de estos versos es la llegada de la aurora a la ciudad industrial de Nueva York. A partir de allí, el autor hará juicios de valor sobre la humanidad contrapuesta con la naturaleza. Fíjense, por ejemplo, la distribución temática de la obra: los tres primeros versos están dedicados a la descripción de la ciudad estadounidense y los últimos dos a las gentes que la habitan.

Es interesante comentar —leyendo el poema dentro del contexto histórico en que se escribió— que el autor conocía perfectamente la realidad de Nueva York pues se trasladó allí a vivir cuando se publicó la obra Poeta en Nueva York. Tanto es así, que la ciudad le resultó un lugar de angustia y de masas. El año 1929 escribiría este poema, días después de que se declarara la gran crisis del crack del 29

Xavier Roca

Director y fundador de la plataforma cultural EsPoesía. Profesor, infatigable estudiante y apasionado por la cultura. Investigador (R1) en el programa Ramón y Cajal (2016-18). Graduado en humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Cerrar menú
Right Menu Icon