¿Qué es la anadiplosis? Definición y función.

La anadiplosis es una figura literaria o figura retórica que consiste en repetir la misma palabra de forma seguida en un verso o una oración. Su uso es muy común en el teatro pues generan cierto suspense en el lector o el espectador. A pesar de ello, hay ejemplos de anadiplosis en poemas o obras narrativas. 

¿Sabías que el uso de varias anadiplosis seguidas recibe el nombre de concatenación?

Ejemplos de anadiplosis

En EsPoesía tratamos de centrarnos en la literatura poética, pero también buscamos explicaciones que saquen de dudas a nuestros lectores. Por ello, ejemplificaremos la anadiplosis en primer lugar inventando una posible escena teatral. 

Imagina la siguiente escena:

Un chico debe marchar a la guerra y su amada debe quedarse en la ciudad de, por ejemplo, Berlín. Ella se llama Laura y está llorando. Él se llama Marcos y otea el camino que debe tomar. 

LAURA: Te voy a echar mucho, mucho de menos.
MARCOS: Lo sé, también yo lo haré.
LAURA: ¿Por qué te marchas?
MARCOS: Debo irme, la patria… (se detiene) La patria me necesita.
LAURA: Lo entiendo. (Le abraza y llora con más fuerza) ¡Pero yo te quiero! ¡Te quiero!

(Hacen mutis)

Son claras las veces que se ha usado la figura retórica en este pasaje. A pesar de que es un recurso muy sencillo, no es recurso en vano. Tiene mucha potencia, como se ha tratado de demostrar, en momentos críticos y suelen despertar muchas sensibilidades. Los niños, por ejemplo, son expertos en anadiplosis y las usas generalmente cuando lloran repitiendo un y otra vez lo mismo. ¿Verdad que conmueven?

Veamos ahora algunos poemas que contengan anadiplosis:

No quise.
No quise decirte nada.

Al oído de una muchacha ~ Federico García Lorca

El uso de la anadiplosis en estos versos de Lorca son bien distintos a los que he ejemplificado anteriormente. En esta ocasión, el poeta hace uso de este recurso para parar, detener y ralentizar la velocidad del poema. Es también una forma de indicar cómo quiere el poeta que se lean sus propios versos o que actitud debe tomar el que los recite. 

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.

Ciudad sin sueño ~ Federico García Lorca

En este caso estamos frente al primer verso del poema ciudad sin sueño de Federico García Lorca. Su función, en este caso, no busca ralentizar la marcha del poema sino aportar un cierto dramatismo y suspense. 

¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
Mi gente eres tú.

Contigo ~ Luis Cernuda

Un poema de amor no puede faltar cuando hablamos de esta figura retórica. En el poema contigo de Luis Cernuda encontramos dos seguidas que buscan, como decíamos al inicio, despertar la sensibilidad del remitente. 

¿Quieres ver más figuras literarias?
PULSA AQUÍ

Xavier Roca

Director y fundador de la plataforma cultural EsPoesía. Profesor, infatigable estudiante y apasionado por la cultura. Investigador (R1) en el programa Ramón y Cajal (2016-18). Graduado en humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
Cerrar menú
Right Menu Icon